Vivienda pos-confinamiento: demanda estable, un 13% busca alquiler y otro 13% quiere comprar

Martes, 23 Junio, 2020
Vivienda pos-confinamiento: demanda estable, un 13% busca alquiler y otro 13% quiere comprar.

Antes de la pandemia, un 14% de los particulares entre 18 y 65 años estaban buscando vivienda en alquiler, este porcentaje ha descendido un punto porcentual después de la pandemia (13%). En compraventa la bajada es de dos puntos (13%).

A pesar de que la demanda casi se mantiene igual respecto a antes de la pandemia, no significa que no haya habido cambios, ya que los demandantes de ahora no son los mismos que antes de la crisis sanitaria: hay un 8% de particulares en el mercado del alquiler y un 7% en el de compraventa que han dejado de buscar vivienda y han sido sustituidos por un 7% de particulares ha empezado a buscar ahora en alquiler y un 5% en compraventa, según un informe de Fotocasa Research.

"Los españoles que han abandonado la búsqueda de vivienda durante la pandemia lo hacen, básicamente, por la incertidumbre económica y personal, que claramente les ha condicionado a la hora de dejar de buscar una nueva vivienda. En el otro extremo, la detección de nuevas necesidades residenciales y la búsqueda de oportunidades en el mercado está animando a los que antes de la pandemia no buscaban una nueva vivienda. Que estos dos grupos se equilibren y hagan que la demanda de vivienda se mantenga casi estable después de la pandemia es una buena noticia para el sector inmobiliario", explica Anaïs López, directora de Comunicación de Fotocasa.

Perfil del demandante

Los demandantes de vivienda de antes de la pandemia a los que nos encontramos ahora son similares: 38 años de media en el caso de los demandantes precoronavirus frente a los 40 años de los que buscan ahora. Respecto a los niveles socioeconómicos, las diferencias tampoco son muy importantes, pero ganan protagonismo los medios y los altos en detrimento de los bajos. En cuanto a la situación laboral de los que quieren acceder a una vivienda, se ha incrementado ligeramente el porcentaje de los que trabajan actualmente (un 62 % pospandemia frente al 59 % de antes de la crisis) y se ha reducido el de los parados (25 % ahora frente al 28 % anterior).

Lógicamente, una crisis sanitaria de este calibre trastoca los planes y las previsiones económicas de muchas capas sociales. Los más expuestos (jóvenes precarios, niveles socioeconómicos más bajos, parados) son los que más dificultades tienen para acceder al mercado de la vivienda.

Ante la incertidumbre están abandonando en mayor medida la búsqueda. Por el contrario, quienes por cuestión de edad, estabilidad laboral y situación socioeconómica están en una posición algo más desahogada pueden plantearse en estos momentos buscar vivienda (de alquiler o compra) y por eso ganan protagonismo en el perfil de demandantes pospandemia. O, puede haber también profesionales que han teletrabajado sin merma en sus ingresos, y que han decidido cambiar la casa de alquiler por otra (también de alquiler o de compra) con una habitación más para montar un despacho.

"Una vez más los jóvenes van a ser el segmento más perjudicado respecto a la vivienda y son los que han abandonado en primera instancia la búsqueda de vivienda durante la pandemia. Eran ya un segmento que ya tenía difícil el acceso a la vivienda y la incertidumbre económica, unida al paro y la precariedad laboral ha hecho que dejen de buscar vivienda. En el otro extremo, para aquellos que quieran comprar como inversión este puede ser un buen momento en el que poder encontrar buenas oportunidades para invertir", explica Anaïs López, directora de Comunicación de Fotocasa.

Fuente: Expansión 23/06/2020

Suscríbete a nuestra newsletter