Los pisos se encarecen más de un 8% en seis capitales

Sábado, 23 Noviembre, 2019
Huesca se anota una subida del 19% interanual en el tercer trimestre, seguida de Ourense, Ciudad Real, Soria, Pamplona, Palma de Mallorca y Valencia. San Sebastián se consolida como la capital más cara.

Huesca se anota una subida del 19% interanual en el tercer trimestre, seguida de Ourense, Ciudad Real, Soria, Pamplona, Palma de Mallorca y Valencia. San Sebastián se consolida como la capital más cara.

Son muchas las voces e indicadores que, durante los últimos meses, constatan una desaceleración de la economía nacional y global. Pero, ¿cómo se traduce eso en la evolución del sector inmobiliario? ¿Significa eso que volverán a observarse caídas en el mercado? ¿Sigue siendo un buen momento para comprar vivienda?

Si el año pasado la evolución del precio de los pisos dibujaba una senda de moderación rumbo a la consolidación, este año tanto los datos como los expertos proyectan la tónica de los próximos años: el valor de los pisos seguirá incrementándose, pero con alzas cada vez más contenidas. Una caída de precios en el horizonte, sin embargo, "es poco previsible que suceda a corto plazo", aclaran desde Sociedad de Tasación. En parte, porque el efecto tractor de Madrid y Barcelona en los precios de la vivienda se sigue manteniendo, "pese a que esta fuerza tractora no es tan intensa como la observada hace uno o dos años", añaden.

En Madrid, el valor de la vivienda empieza a ralentizar su ritmo de crecimiento en el tercer trimestre. Los precios han pasado de crecer un 15,6% interanual entre julio y septiembre de 2018, a un 3% un año después, según los datos de la tasadora Tinsa. En Barcelona, la incertidumbre del procés y el elevado nivel de precios que alcanza la vivienda han estancado el mercado. El valor de los pisos cayó un 1% en el tercer trimestre de este año, cuando en 2018 subía un 6,2%.

"Hasta la fecha, ciudades como Valencia y Málaga registraban mayores incrementos de valor, tomando en cierto modo el relevo de Madrid y Barcelona", explica Rafael Gil, jefe de Estudios de Tinsa, que sin embargo observa que, a su vez, estos nuevos motores ya registran variaciones más modestas que hace unos meses. En ese sentido, Ismael Kardoudi, director de Estudios y Formación de Fotocasa, considera que "ya no veremos, de momento, subidas a doble dígito en capitales".

De hecho, al observar las capitales de provincia donde más se encareció la vivienda en el tercer trimestre, resulta llamativo que el protagonismo se lo lleven Huesca (19%), Ourense (12,7%), Soria (10,5%) y Pamplona (10,1%); ya que, en todos los casos, se trata de zonas de interior, con un mercado menos dinámico y lastrado por problemas de despoblación y envejecimiento demográfico. Gil encuentra las razones en que estos aumentos "son variaciones puntuales de mercados con menor volumen y valores de partida más discretos, que no constituyen tendencia". El protagonismo de las subidas, por tanto, sería atribuible más bien a capitales como Palma de Mallorca, donde el valor de los pisos se encareció un 8,6%, hasta los 2.167 euros por metro cuadrado; Valencia, con una subida del 8,4% (1.424 euros); y Santander (7,1% y 1.597 euros), pese a que se anotan incrementos más moderados. En el caso de Palma, además de ser una de las capitales que más se encarece, es la que más cerca se encuentra de sus niveles máximos. El valor del metro cuadrado está sólo un 18,8% por debajo del precio que tenía antes de la crisis. Le siguen Ourense, a un 20,6% de máximos, San Sebastián, a un 24,2%, Barcelona, a un 24,6% y Madrid, a un 25,5%.

En cuanto a la evolución de compraventas, Beatriz Toribio, analista inmobiliaria pronostica un cierre de 2019 "con niveles de compraventa similares a los de 2018, cuando se superó el medio millón de compraventas, un dato muy positivo".

¿Buen momento para invertir?

Pese a la moderación a la que parece que empieza a tender el mercado, no hay que olvidar que el sector sigue creciendo y el ciclo actual aún es positivo. Los expertos del sector coinciden en que la estabilización de precios no quita que sigan dándose las condiciones para la inversión. "En un contexto de bajos tipos de interés, invertir en vivienda sigue siendo atractivo, sobre todo porque según los últimos datos del Banco de España, estamos en cotas en torno al 4%, difíciles de encontrar en otros productos financieros", explica Toribio.

"En un marco regulatorio estable, la evolución del mercado inmobiliario seguirá la tendencia ascendente de los últimos años, dado que los inversores institucionales siguen teniendo gran interés en el mercado español", coincide Eduard Mendiluce, CEO de Aliseda Inmobiliaria y Anticipa. Hay que considerar que la inversión se mueve también por otros parámetros, como la estabilidad, la seguridad jurídica, la confianza y no solo por los datos de rentabilidad. "Esto es muy importante de cara a la nueva legislatura que comenzamos", apunta Toribio.

Aunque el nuevo Gobierno todavía no se ha conformado, el sector espera con impaciente cautela las medidas que podría proponer para el sector inmobiliario. "Consideramos que incrementar la presión regulatoria, especialmente sobre el mercado del alquiler residencial que está en una fase de crecimiento, no es la fórmula adecuada para afrontar los problemas de vivienda en España", apunta Mendiluce, para quien las nuevas medidas que ponga en marcha el Gobierno deben ir encaminadas a estimular la oferta.

Fuente: Expansión 23/11/19

Suscríbete a nuestra newsletter