La banca redobla su apuesta por el tipo fijo ante el desplome del euríbor

Martes, 9 Julio, 2019
Nueva guerra hipotecaria a la vista. La caída en picado que ha experimentado el euríbor en el último mes ha vuelto a poner patas arriba las entidades financieras.

Nueva guerra hipotecaria a la vista. La caída en picado que ha experimentado el euríbor en el último mes ha vuelto a poner patas arriba las entidades financieras, obligándolas a revisar toda su oferta hipotecaria a tipo fijo y dejando en un segundo plano la oferta variable, un producto que, con los tipos de interés y el euríbor en mínimos históricos, ha dejado de ser rentable para la banca.

La posibilidad de que los tipos de interés en Europa puedan adentrarse en terreno negativo, como ya sucedió en Japón y como sugirió hace unas semanas el presidente del Banco Central Europeo (Mario Draghi), ha provocado la abrupta caída del euríbor, un indicador que sirve de referencia a la inmensa mayoría de las hipotecas a tipo variable que se firman en España, empujando de nuevo a la banca a apostar fuertemente por el tipo fijo, un producto que ya supone el 40% de los nuevos préstamos que se firman en nuestro país. Hace cuatro años, apenas representaban el 5%, ya que los tipos de interés de estos productos eran muy elevados.

Desde 2017, coincidiendo con la caída en picado del índice, la banca ha ido apostando por el tipo fijo con intereses muy competitivos en detrimento del variable, un producto mucho menos rentable.

"Los bancos no están apostando por las hipotecas a tipo variable porque con un euríbor tan bajo apenas les resultan rentables. Este mes de julio, podría dar una nueva sorpresa y marcar un nuevo récord histórico en las tasas negativas", explica Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.com.

El indicador despidió junio en el -0,190%, por debajo del -0,131% del mes anterior y por debajo también de los niveles de hace un año (-0,181%), lo que ha permitido una rebaja en las hipotecas por primera vez en siete meses. Y si la tendencia se mantiene durante el mes julio, el índice —actualmente en mínimos históricos— marcará el nivel más bajo de su historia. En cinco sesiones, la media mensual del euríbor se encuentra en el -0,243%.

"Los bancos han asumido que la política monetaria del BCE no supondrá una vuelta a la normalidad de los tipos, sino más bien lo contrario: munición monetaria de tipos negativos —con las limitaciones que tiene estar ya en un escenario de tipos congelados— para hacer frente a los tambores de guerra de una nueva ralentización de la economía europea. En lo relacionado con el mercado hipotecario, esta convicción provoca varios efectos. Por un lado, tipos nominales más altos el primer año y diferenciales altos en las posteriores revisiones, en la oferta de hipotecas a tipo variable. Por otro lado, mayor competencia en las hipotecas a tipo fijo, algo insólito en nuestro mercado hipotecario moderno con las entidades financieras luchando por captar hipotecados a tipos fijos", explica a El Confidencial Pau A. Monserrat, profesor asociado de Economía Financiera en la Universidad de las Islas Baleares (UIB) e impulsor de enfintech.com.

Los primeros movimientos no se han hecho esperar. Según datos de iAhorro.com, en el caso de las hipotecas fijas, BBVA, CaixaBank y Bankinter han sido los primeros en mover ficha mejorando sus ofertas.

Varios bancos mejoran su oferta a tipo fijo

"BBVA ha pasado hace un mes del 3,227% a tener ahora un 2,973%. En el caso del TIN —euríbor más diferencial—, el cambio ha sido del 2,40% al 2,10%. En el caso de Bankinter, los cambios se han producido en el TIN y la TAE —además de incluir el tipo de interés nominal, incluye el plazo de la operación y las posibles comisiones que cobran los bancos—. En el tipo de interés ha bajado del 2,20% al 1,99% y en la TAE, del 2,86% al 2,62%. Por su parte, CaixaBank solo ha modificado su TAE, que ha pasado del 4,41% a un 4,39%. Ibercaja y Liberbank también han mejorado sus ofertas comerciales. Bankia se ha mantenido igual, Abanca ha retirado su oferta en los últimos días y Sabadell es la única entidad de las analizadas por iAhorro.com que ha empeorado sus tipos".

Varias entidades financieras contactadas por este diario, sin embargo, niegan que exista una política comercial enfocada hacia el tipo fijo e insisten en que "es una elección por parte del cliente, que elige el producto que más se adapta a sus necesidades", explican desde una de ellas. "La elección depende del cliente, no del banco".

En los dos últimos meses, de hecho, el porcentaje de hipotecas a tipo fijo contratadas también ha vuelto a aumentar, tras un pequeño bache, después de que a finales de 2018 y principios de este año el variable recuperara algo de terreno.

"En los últimos meses hemos visto un aumento notable en la concesión de hipotecas fijas, hasta alcanzar el 60% de las contrataciones, con un tipo medio del 2,01%", señala Sergio Carbajal, responsable de asesoramiento hipotecario de Rastreator. "La situación del euríbor hace que los bancos firmen cada vez más hipotecas fijas, lo que hace que se incremente el tipo medio", añade este experto, quien destaca que no se han detectado cambios importantes en los tipos de las variables.

Desde iAhorro también constatan este menor movimiento en las hipotecas variables. "Ha habido menos modificaciones. Openbank, Bankinter, Bankia, Liberbank e Ibercaja ha mantenido sus tipos en estas últimas semanas. La única entidad que ha subido sus tipos ha sido Sabadell, que ha pasado de 1,57% de TAE a 1,77%, mientras que las que han mejorado sus ofertas han sido ING y BBVA. En el caso de ING, ha mejorado un poco la TAE, de 1,77% a 1,75%. Por su parte, BBVA ha mejorado también la TAE, de 1,72% a 1,70%".

"Esta evolución muestra una tendencia de los bancos por las rebajas en las hipotecas fijas. Las principales entidades financieras están mejorando sus tipos en este tipo de hipotecas para atraer a los clientes más conservadores. Ahora es un buen momento para contratar este tipo de préstamos, ya que es muy difícil que se vuelvan a ver tipos tan bajos en las fijas. Esto coincide con la tendencia que muestra el INE de que los clientes contratan cada vez más préstamos fijos para sus hipotecas, un 40% frente a un 60%. Los movimientos que estamos viendo en las hipotecas demuestran que los bancos quieren vender hipotecas y los ciudadanos están financiando la compra de sus viviendas. Esto es muy bueno para los clientes porque si buscan y comparan pueden encontrar préstamos con muy buenas ofertas. Por ejemplo, en 2012 la media de los tipos estaba en el 4%, ahora hablamos de un 2,6%, es casi la mitad, por lo que podemos decir que la ‘guerra hipotecaria’ está beneficiando a los clientes", añade Colombelli.

Al desplome del euríbor se han sumado también los efectos en el mercado hipotecario de la Ley de Crédito Inmobiliario que entró en vigor el pasado 16 de junio. "La nueva ley no solo ha obligado a la banca a asumir los gastos de formalización de la hipoteca, sino que van a perder ingresos derivados de la venta cruzada de productos, como seguros de hogar o de vida, planes de pensiones o tarjetas de crédito, ya que se van a ver obligados a competir con las aseguradoras y nuevos 'players' que, ahora sí, van a querer entrar en este negocio", señalaba hace unas semanas Sergio Carbajal, quien considera que la banca apostará aún más fuerte por las hipotecas a tipo fijo mientras prevé un encarecimiento de los intereses iniciales de las hipotecas a tipo variable.

De hecho, desde el pasado mes de noviembre, cuando el Gobierno decretó que el impuesto sobre actos jurídicos documentados lo tendrían que pagar los bancos y no los consumidores, se ha producido una subida ininterrumpida en tipos de interés de las hipotecas.

Hace un año, ante la previsible subida de los tipos de interés, los expertos apostaban por el fin del 'boom' de las hipotecas a tipo fijo y, sin embargo, en el sector ya se habla de que es solo cuestión de meses que la mitad de las hipotecas que se firmen sean a tipo fijo, a pesar de que el interés de las variables sigue siendo más bajo.

La apuesta de la banca por el tipo fijo, tal y como recuerdan los expertos, no ha sido voluntaria sino forzada porque a corto plazo, con el euríbor en negativo y los tipos de interés en el 0%, estos productos hipotecarios les generan mayor margen y, por tanto, mayor rentabilidad.

"El empeoramiento de las condiciones de las hipotecas a tipo variable combinado con un mayor interés comercial de la banca por las hipotecas a tipo fijo supone un peso cada vez mayor de los préstamos a interés fijo. Si con datos del INE de las hipotecas constituidas sobre vivienda en abril de 2019 ya tenemos un 43,2% de hipotecas firmadas a tipo fijo, no descarto que los datos para julio de este año ya puedan tocar el 50%. Algo imposible de imaginar para los que nos dedicamos al sector financiero hace apenas un año", asegura Pau A. Monserrat.

En su opinión, "los clientes con la necesaria educación financiera pueden aprovecharse de la oferta hipotecaria y endeudarse a un tipo fijo históricamente bajo, si su perfil es conservador y saben evitar las minas de los productos vinculados. Por su parte, los actuales hipotecados a tipo variable verán bajar de nuevo las cuotas de su hipoteca y puede que en los próximos meses oigan hablar del artículo 21.4 de la Ley 5/2019 que dice que el interés remuneratorio en dichas operaciones no podrá ser negativo. Los peor parados, si bien no lo notarán hasta años vista, o décadas, de seguir en una situación surrealista de tipos negativos, son los nuevos hipotecados a tipo variable, que asumen diferenciales cercanos a la unidad cuando en épocas boyantes llegaron a estar al 0,17%", concluye Monserrat.

Fuente: El Confidencial 09/07/2019

Suscríbete a nuestra newsletter