El euríbor se hunde y fuerza hipotecas con tipos de interés negativos

Martes, 27 Agosto, 2019
La caída de los tipos anula los diferenciales más bajos de las hipotecas del 'boom'.

La incertidumbre actual sobre la economía y la posibilidad de una recesión han alcanzado a los hipotecados. Factores como la ralentización de Alemania y la inestabilidad de los bonos a 10 años de los grandes países europeos, que continúan en negativo, han impulsado la caída del euríbor español a 12 meses. Este índice es el más utilizado para calcular las hipotecas y se hunde un 16% desde julio, alcanzando el -0,35% actualmente.

Allá por los años del boom inmobiliario entre 2006 y 2009, los bancos financiaron más de dos millones de hipotecas en España alentados por la fuerte competencia del sector. Gran parte de estas entidades se subieron al carro de las ofertas rompedoras de préstamos para la vivienda a tipo variable con diferenciales por debajo del 0,4%. Más de una década después, estos diferenciales tan bajos resultan en créditos del 0% o por debajo, es decir, el cliente no le paga intereses al prestamista y en algunos casos, estos se encuentran en tipos negativos.

Las hipotecas a tipo variable están sometidas a revisión cada seis o 12 meses y se tiene en cuenta la evolución del euríbor en dicho periodo. Es por esto que los clientes que contrataron préstamos con diferenciales mínimos y han llevado a cabo su revisión con el último dato registrado en julio (que se situó en -0,30%) ya estarían sometidos a estas características. Actualmente, el número de estos préstamos es escaso, sin embargo, con la tendencia del índice de permanecer a la baja según los economistas, pronto más consumidores que revisen sus contratos se añadirán a la suma.

Un ejemplo es Bankinter, que en 2007 comercializó su Hipoteca 0,18% cuyo objetivo era ser la mejor oferta en el mercado y estaba limitada a los primeros 20.000 préstamos que se firmasen con la entidad. Un portavoz del banco ha asegurado a CincoDías que dado que esas hipotecas fueron constituidas hace ya 12 años, estarán en su tramo avanzado de su vida, e incluso algunas de ellas totalmente amortizadas”. Pese a esto, el plazo máximo de amortización ofertado era de 40 años.

Fuente: Cinco Días 27/09/19

Suscríbete a nuestra newsletter