¿'Efecto Ley Hipotecaria'? Los préstamos se desploman y registran su peor dato en 5 años

Viernes, 29 Noviembre, 2019
El número de hipotecas constituidas sobre viviendas se situó en 22.488 el pasado mes de septiembre, cifra un 31,6% inferior a la del mismo mes de 2018.

Desaceleración inmobiliaria o efecto coyuntural de la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria el pasado mes de junio? El mercado de la compraventa así como el de la firma de hipotecas llevan mostrando los dos últimos meses fuertes descensos en las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE) que muestran datos de operaciones -tanto de venta como de financiación hipotecaria- firmadas dos o tres meses antes.

En concreto, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 22.488 el pasado mes de septiembre, cifra un 31,6% inferior a la del mismo mes de 2018 y la más baja en un mes de septiembre desde 2014, según los datos del INE que señala cómo la entrada en vigor de la Ley de Crédito Inmobiliario el pasado mes de junio "podría haber afectado" a los datos de septiembre al recoger esta estadística las escrituras públicas realizadas en meses anteriores.

Con el descenso interanual experimentado en el noveno mes del año, la firma de hipotecas sobre viviendas encadena dos meses consecutivos de descensos después de haberse desplomado casi un 30% en agosto. De acuerdo con los datos difundidos por el INE, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas subió un 5,3% respecto a septiembre de 2018, hasta los 135.452 euros, mientras que el capital prestado retrocedió un 28% en tasa interanual, hasta los 3.046 millones de euros.

En términos mensuales (septiembre sobre agosto), por el contrario, el número de hipotecas sobre viviendas subió un 10,3%, su segundo menor aumento en este mes tras el de 2017. Por su parte, el capital prestado para este tipo de hipotecas avanzó un 16,3% en el mes, su menor alza en un septiembre en al menos cinco años.

Hay que recordar que con la entrada en vigor de la nueva normativa, los plazos para firmar una hipoteca se han dilatado en el tiempo, sin contar con los problemas de adaptación a la nueva ley tanto de las entidades financieras como de los notarios, lo que generó un cuello de botella en durante las primeras semanas de vigencia de la ley.

Así por ejemplo, el cliente tiene que recibir toda la información relativa a su hipoteca, como mínimo, 10 días antes de la escritura, un plazo pensado para que el futuro hipotecado pueda consultar y preguntar cualquier duda sobre el préstamo que está a punto de firmar. Asimismo, con la nueva norma, el cliente visitará dos veces al notario, lo que también dilata los plazos a la hora de firmar una hipoteca.

“Las cifras suponen un descalabro para la concesión de préstamos que no se veía en un mes de septiembre desde hacía cinco años. La volatilidad sigue instaurada en un indicador que no termina de encarar una trayectoria clara. Mensualmente, la cifra es optimista, pero lo cierto es que mucho tendrán que mejorar los números durante el último trimestre para que la interanual supere el 1%”, señala Ferran Font, director de estudios, de pisos.com.

Desaceleración inmobiliaria

“A tenor de los datos, da la sensación de que la asimilación a nivel técnico de la Ley Hipotecaria todavía está ralentizando la firma de hipotecas. No obstante, el contexto político sigue removiendo la inquietud entre la demanda, que dilata su decisión de compra ante la desaceleración económica que ya se empieza a notar”, añade Font.

Opinión que comparte el director de estudios y formación de Fotocasa, Ismael Kardoudi, quien considera que “estos datos van en consonancia con las caídas que también está registrando en INE estos últimos meses en las transacciones inmobiliarias. Esperamos que el efecto de la Ley Hipotecaria sea puntual y el sector volverá a avanzar en su dinámica de los últimos tiempos, aunque a un ritmo mucho más moderado".

No obstante, los expertos coinciden en que el mercado inmobiliario está vivienda un proceso de desaceleración y todo apunta que en 2019 se cerrará con niveles de actividad en hipotecas muy similar a los de 2018, con cifras cercana a las 345.000 hipotecas inscritas y "será normal que en los próximos meses se sigan registrando datos negativos en esta estadística en su comparativa interanual, pero el mercado de la vivienda seguirá creciendo, aunque a un ritmo inferior a como lo hacía en los últimos años”, recuerda Kardoudi.

En general, “estamos asistiendo a la moderación del crecimiento del mercado inmobiliario que ya vaticinábamos para 2019. Lo que está por ver es si este proceso será más o menos intenso por la evolución de la macroeconomía, el contexto internacional, la actual situación política en España y los últimos cambios legislativos”, añade.

Es decir, ahora está por ver si realmente los descensos, tanto en transacciones como en hipotecas se ha debido a la entrada en vigor de la ley o se debe a los primeros síntomas de agotamiento del mercado residencial.

Fuente: El Confidencial 29/11/19

Suscríbete a nuestra newsletter