Comprar casa el año pasado fue más asequible, salvo en Madrid, Baleares, Canarias y Murcia

Martes, 21 Julio, 2020
Los españoles necesitaban en 2019 seis años de salario bruto íntegro para comprar casa, frente a 6,4 años en 2018.

Tras tres años de subidas, la accesibilidad a la compra de vivienda mejoró el año pasado gracias a la mejora salarial, impulsada por el alza del salario mínimo interprofesional (SMI), y a una leve caída del precio de la vivienda en la última parte del año. Como resultado, los españoles necesitaban en 2019 dedicar íntegramente seis años del salario medio bruto a adquirir una casa de 80 metros cuadrados, frente a los 6,4 años de sueldo que eran necesarios un año antes. Así lo recoge un estudio difundido este martes por el portal inmobiliario Fotocasa y el portal laboral InfoJobs. Esa tendencia a mejorar la accesibilidad a la compra de vivienda no fue, sin embargo, general en toda España, ya que en tres comunidades -Madrid, Baleares, Canarias y Murcia- el esfuerzo continuó aumentando.

El análisis Relación de salarios y la compra de vivienda en 2019 se realiza con datos propios de los dos portales que lo promueven (ambos propiedad de Adevinta, que pertenece al grupo noruego de medios Schibsted). Para el precio de la vivienda, se toma como referencia lo que costaba un inmueble en diciembre de 2019 según Fotocasa, que se basa en precios de oferta y no en el importe al que se cierran las operaciones. La media para España era de 147.653 euros por un piso medio de 80 metros cuadrados. En cuanto al salario, se basa en la media de lo que ofrecen los anuncios de InfoJobs, que en 2019 fueron 24.483 euros brutos anuales. Para calcular el esfuerzo, se divide la primera cifra entre la segunda, y así se obtiene cuántos años de salario bruto habría serían necesarios, en el caso de que se dispusiera de esa cantidad íntegra y se pudiera dedicar por completo a ese fin, para comprar una casa.

En la mejora, según los autores del estudio, pesa de manera sustancial el hecho de que a finales de 2019 se comenzasen a detectar las primeras bajadas de la vivienda en mucho tiempo. “Fue una caída pequeñita, del 1,3%, pero es la primera tras tres años y medio de subidas ininterrumpidas”, explica Anaïs López, directora de comunicación de Fotocasa. A eso se une que también se registró una mejora salarial que InfoJobs calcula en un incremento medio del 4,2% impulsado por la subida del 22% que experimentó el SMI.

A pesar de la mejora respecto a 2018, el esfuerzo necesario para comprar una vivienda el año pasado era alto al echar la vista atrás en la serie histórica. En 2015, primer año estudiado, se necesitaban 5,5 años de salario para comprar casa. Y desde entonces, según recoge el análisis, la vivienda se ha encarecido un 14% en España mientras los salarios solo han mejorado un 3,4%. Como resultado, en 2019 se necesitaban seis meses más de salario bruto para comprar casa que cuatro años antes.

Mayor esfuerzo en cuatro comunidades

Además, el estudio también muestra que la evolución no es homogénea en todas las comunidades. En Madrid, Baleares, Canarias y Murcia, el año pasado aumentó el esfuerzo necesario para comprar casa. En Madrid y Baleares, son necesarios 9,5 años de salario para adquirir un piso, la tasa más alta de España. Canarias queda lejos, 6,5 años, pero pasa de estar ligeramente por debajo de la media nacional de esfuerzo a situarse por encima. Por debajo esa media sigue Murcia, que pasó de 4,2 a 4,3 años y es una de las que muestran más estabilidad en el esfuerzo desde 2015.

Las otras tres comunidades que superan también la media española de esfuerzo, País Vasco, Cantabria y Cataluña, mejoraron el año pasado con respecto a 2018. Destaca al respecto Cataluña, que es la que más redujo el año pasado el esfuerzo al pasar de una necesidad de 8,6 años de salario para comprar casa a 8 años de salario. También destaca la reducción de Galicia (de 6 años en 2018 a 5,6 años en 2019). Y en cuatro territorios, Andalucía (5,7 años), Asturias (5,3 años), Comunidad Valenciana (5 años) y La Rioja (5,1 años) la situación se mantuvo invariable respecto a 2018.

De nuevo, la evolución de los precios de vivienda en cada territorio ha sido determinante en el aumento del esfuerzo. “En el caso de Madrid, en 2019 cerramos con una subida interanual del 5%, las caídas de precio no llegaron, y en Canarias fue parecido. En Baleares interanualmente la vivienda subió un 10%”, recuerda López. Si se compraran los precios de 2019 con los de 2015, también esas tres comunidades muestran enormes alzas. En el caso del archipiélago balear, alcanza un 50,6%, ya que en diciembre 2015 una casa media valía 1.848 euros por metro cuadrado y a finales del año pasado se pedían 2.784 euros por metro cuadrado. En Madrid y Canarias, la vivienda se ha disparado en esos cuatro años en torno al 38%.

Los tres mayores mercados autonómicos de vivienda -Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana- son los siguientes donde mayores incrementos se han registrado en la vivienda respecto a 2015. Concretamente, en Cataluña los pisos habían subido más de un 18% en cuatro años, aunque es también donde más comenzaron a bajar a finales del año pasado. En Andalucía y Comunidad Valenciana las subidas son del 14% y 12%, respectivamente. Todas las demás comunidades muestran variaciones inferiores a los dos dígitos y en cinco de ellas (Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y Galicia) el precio medio por metro cuadrado incluso ha retrocedido respecto a 2015.

Respecto a la evolución futura de este indicador de esfuerzo, las previsiones son inciertas a causa de la pandemia. “Este año pronosticamos que los precios de vivienda van a caer un poco más que en 2019, podemos estar entre un 5% y 7% de bajadas”, señala la portavoz de Fotocasa. Eso haría que, si se mantienen los salarios, “en 2020 las familias todavía tendrán que destinar menos esfuerzo económico a comprar una casa”. Pero el condicional es la gran incógnita a causa de la pandemia. El estudio aventura que, con la crisis, lo que es seguro es que no mejorarán mucho los sueldos; pero tampoco se descartan “ajustes” que podrían empeorarlos.

Fuente: El País 21/07/2020

Suscríbete a nuestra newsletter